Publicado en Soñando ser Poeta.

VUELVO A TÍ, TIERRA-MUJER AMADA MÍA.

cholos enamorados

Cierto Día ,

dejamos los montes, el callejón silencioso  del páramo,

en donde el viento con  sonar de Quena y soneto de zampoña,

cantaba la fertilidad de la Pacha Mama,

el amanecer  con trinar melódico de aves de cristal,

entonaba al poderoso refractario  gran Inti Raimi,

que energizante  se consolidaba  en nuestras sienes. 

 

Dejamos el alimento de nuestras chacras,

cuajado el sudor  del azadón en nuestras manos,

junto al vaivén oscilatorio  del machete en la zafra,

el Taita dirigiendo la Minga de cosecha generosa y alegre,

la frente erguida, destilando sales sudorosas,

que al caer, alimentaban nuestra tierra.

 

Dejamos el crepúsculo de sol del venado, naranja- carmesí,

indicando nuestra hora de retorno al nido de esperanza familiar,

en donde Manuela, mi  longuita  querida,

abrigaba el fogón con amor inmenso,

entre soplos  atizando  la candela y ojos llorosos por el humo,

los blanquecinos dientes reflejaban la sonrisa,

de un, eres bienvenido a nuestro casa.

 

Dejamos esa espléndida  noche estrellada,

resplandeciente de cocuyos y luciérnagas,

penumbra anunciadora del descanso,

que fortalecerá  a un mañana mejor,

luego del sano amar, con única cortina de oscuridad,

llena de pasión, ternura y sentimiento compartido,

entre nosotros, los dueños  de la tierra.

 

Hoy, regreso del martirio del montón de cemento,

de  jauría de lobos  que se comen entre hombres,

pelean contra la virtud del amor, lapidando por un grano de trigo,

eliminando la raza, por odio y  sin conocimiento,

ciudad la  llaman, más, aparenta ser una selva del momento.

 

Hoy, Regreso a donde mis ancestros diseminaron el maíz,

con tola en mano, introdujeron la semilla fecundadora,

productora de destino definido, de la  unidad embelesadora,

magnánima de respeto de un verdadero y común matiz,

entre quienes por herencia, obramos ante  el SUMAK KAWSAY.

 

Regresé,  regresé a mi tierra, a donde hoy, extraño soy,

A donde,  la Manuela, esperandome de tristeza feneció,

A donde,  el patrón la choza tumbó,   

A donde, por el Pino, Ciprés  y Eucaliptos  mi huerta perdí,

A donde,  el Nogal, Romerillos y Cedros,  el laicho  exterminó,

A donde, sepultaron al  Oso de anteojos, puma, danta y  colibrí.

 

Regresé, a mi tierra,

felicidad  por descalzo pisarte, herencia ancestral, concibo,

 tristeza inmensa  al encontrarte disímil, Tierra Mía, siento,

muero contigo, entre violines de grillos cantando al viento ,

solo así, nuevamente  palparte,  Manuela entre mis brazos percibo.

@GorkiAguirreT

GATo.

Autor:

Soy un ciudadano soñador, orgullosamente Lojano, humilde por antonomasia, amante de la naturaleza, luchador por el desarrollo sostenible y progreso del Ecuador. Promotor Internacional ODS, ecologista, animalista, progresista, un romántico defensor de las causas más nobles y justas. Coautor de la Constitución de la República del Ecuador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.